Buscar

En stock

Harina de Neem fertilizante y nematicida 6-1-3

$241.00$2,400.00

La harina de neem es un subproducto obtenido de la extracción del aceite de neem, las semillas se trituran y obtenemos esta harina, es un excelente fertilizante vegano y además funciona como nematicida, es también conocido como torta de neem.

Limpiar

Contiene un alto nivel de nitrógeno de lenta liberación, reduce la alcalinidad en el suelo, ya que produce ácidos orgánicos al transformarse en materia orgánica. Al ser totalmente natural, es compatible con los microorganismos del suelo, asegurando la fertilidad de los suelos. Mejora el contenido de materia orgánica del suelo, la textura del suelo, mejora la retención del agua e incrementa la aireación del suelo para un mejor desarrollo radicular.

Se han reportado efectos inhibitorios en larvas del nematodo Meloidogyne incognita y la reducción en la capacidad de ovo posición en las hembras de éstos nematodos, cabe destacar que las plagas no desarrollan resistencia al Neem, en parte por el modo de acción múltiple de este biopesticida: como anti alimentario, disruptor de crecimiento y metamorfosis, disuasivo (por el amargor de sus principios activos), inhibidor de síntesis de quitina, nematicida, insecticida, inhibidor de la desnitrificación, fungicida e inhibidor de patógenos y bloqueador de la muda (larvicida) en insectos.

La harina de Neem tienen acción sistémica y las plantas pueden absorber y acumular los compuestos del neem para hacer plantas más resistentes a las plagas en general.

Otro aspecto a destacar de la harina de neem es su selectividad y seguridad para los insectos benéficos de los cultivos, como los fijadores de nitrógeno, los insectos depredadores, las abejas y demás polinizadores.

Propiedades Físicas

  • Nitrógeno: 6%
  • Fósforo: 0.5%
  • Potasio: 3%

Dosis y usos:

  • Mezcla en suelo de cultivo:
    • 200 g/ 1 m² o metro lineal de suelo.
    • Repetir cada 30 días durante fase vegetativa.
  • Trasplante:
    • 30 g por planta.
    • Espolvorear directo al hoyo del trasplante final, incorporar, trasplantar y regar.
  • Macetas en exterior e interior:
    • 150 g  por cada 20 L de volumen de maceta.
    • Espolvorear en la superficie, incorporar en  la parte superior del sustrato con mucho cuidado y regar.
    • Repetir cada 30 días durante fase vegetativa.
  • Árboles, arbustos y ornamentales:
    • Para nuevos trasplantes: Mezclar bien de 1 a 2 tazas en el hoyo del trasplante, trasplantar y regar.
    • Para plantas establecidas: Espolvorear 400 g  por 1″ (2.5 cm) de grosor de tronco, espolvorear parejo sobre el cajete o al rededor de árbol/arbusto.
  • Extracto para riego:
    • Con este extracto podemos combatir la mosca del sustrato o fungus gnats.
    • Añadir 30-60 g por cada 4 L de agua sin cloro.
    • Dejar remojar/burbujear por 24 hrs, agitando la solución regularmente.
    • Aplicar la solución directamente al suelo o filtrar y aplicar como foliar.
    • Se debe de utilizar toda la solución, no es recomendable almacenarla.

Almacenamiento:

  • Bajo techo en un lugar libre de humedad y obscuro.

Precauciones:

  • No es tóxico.
  • No representa riesgo en la salud de las personas, animales o mascotas.
  • No es pato para consumo humano.
  • En caso de contacto ocular lave con abundante agua.
  • Para la manipulación de este producto utilice guantes y tapaboca.

Principales deficiencias en los cultivos*:

  • Nitrógeno (N): genera que las hojas, sobre todo las más cercanas al suelo, se pongan amarillentas casi en su totalidad (Clorosis).
  • Fósforo (P): produce una pigmentación violácea en las hojas.
  • Potasio (K): provoca la muerte de los bordes y las puntas de las hojas (Necrosis).
  • Magnesio (Mg): la falta de éste nutriente puede provocar tanto manchas amarillas en la hoja adulta, como la muerte de porciones de la misma, pero cabe destacar que las “venas” de la hoja siempre estarán verdes (Clorosis y necrosis intervenal).
  • Calcio (Ca): produce la muerte o el amarillamiento de las hojas jóvenes, es decir, las que recién comienzan a salir. También provoca la pudrición de la base de los tomates.
  • Azufre (S): genera tanto la coloración amarillenta de hojas jóvenes como adultas.
  • Hierro (Fe): la deficiencia de hierro provoca que las hojas jóvenes y los ápices se pongan amarillos.
  • Manganeso (Mn): expresa los mismos síntomas que el magnesio, solo que también puede estar presente en hojas jóvenes.

*Esta es una guía práctica general, se invita a investigar a fondo en relación a su cultivo en especifico.

Presentación:

  • 1 Kg.
  • 5 Kg.
  • 15 Kg.
  • Harina.
Peso N/D
Dimensiones N/D
Presentación

, ,

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Escribe una reseña
El producto ha sido agregado a su carrito